En tan so­lo 6 pa­sos tienes Mate!

1. Ca­len­tar agua y re­ti­rar del fuego un­os min­u­tos antes de hervir. Podemos pon­er el agua en un ter­mo para que no pier­da la tem­per­atu­ra

2. Llenar 3/4 del mate con yer­ba.

3. Taparlo con la mano, dar­lo una pe­queña vuelta, gol­pear suave­mente la base — para que el polvil­lo de la yer­ba quede en la su­per­fi­cie

4. In­tro­ducir la bom­bil­la has­ta el fi­nal

5. Si de­sea tomar­lo un poco dulce, in­tro­duz­ca una cuchara­di­ta de azú­car y dé­jela caer so­bre el ex­tremo de la bom­bil­la.

6. Ver­ti­mos el agua suave­mente has­ta que al­cance el bor­de del Mate

7. Por ul­ti­mo, volve­mos a pon­er mas agua en el Mate has­ta que llegue al tope. No­ta: no hay que cam­biar la yer­ba.